Crónica Espectáculo de Danza en Clunia


El sábado pasado asistimos en el Anfiteatro de Clunia al espectáculo de música y danza «DALL’ ITALIA CON AMORE», llevado a cabo por la compañía de Ballet del Sur de Italia. Para los que no pudieron ir, os contamos la experiencia.

A las 20:30 salió el autobus de Mercadillo, mirando todos al cielo, porque daban lluvias y el espectáculo era al aire libre…

Los que decidieron ir en su coche, después de tomar el café de rigor en el bar cercano a las ruinas, pudieron contemplar las impresionantes vistas desde lo alto del lugar, antes de que se fuera poniendo el sol.

Ya con todos allí, fuimos accediendo al anfiteatro, mochilas y bolsas en mano, que no era cuestión de quedarse con hambre durante el espectáculo. Así que cual corrida de toros, bocatas, aperitivos, agua y buen vino no faltaron.

Los que no conocían el lugar, tenían todos la misma sensación: un emplazamiento perfecto para espectáculos de este tipo. El entorno desde luego ayudaba a dejarse llevar y disfrutar de la música y el baile.

Empezó con puntualidad. El director de la compañía nos explicó que se trataba de un intercambio cultural entre Italia, España y Croacia. Con el espectáculo pretendían que además de la crisis, nos uniera la cultura. Lo definió como si fuera esa postal que enviarías desde Italia a tus amigos en vacaciones.

Durante casi dos horas, fueron interpretando distintas piezas de música clásica. La compañía la formaban un  pianista, un violinista y una mezzosoprano, que ponían la parte musical, y 10 bailarines encargados de la danza. A pesar de que un repertorio clásico puede asustar a más de uno, la verdad es que resultó muy ameno. Alternaban bailes acompañados del piano, con solos de violín o de la potente voz de la mezzosoprano, y cuando nos quisimos dar cuenta ya habían pasado las casi dos horas que duraba. Alguna de las interpretaciones del violinista y de la cantante arrancaron fuertes aplausos de todos los que estábamos allí.

Aunque al principio veíamos las nubes con miedo, el cielo terminó por despejarse casi del todo, y pudimos disfrutar del espectáculo sin problemas (alguna que otra manta sí que hizo falta, pero nada exagerado).

Al terminar hubo ovación unánime, y poco a poco fuimos abandonando Clunia en procesión de coches nocturna.

Os adjuntamos en esta pequeña crónica alguna foto del evento, y algún fragmento de vídeo ¡para que veáis lo que os perdisteis!


Subido por el Athene Project.

GALERÍA DE FOTOS